SERVICIOS

Reparación Estructural

Desde que el constructor William Wilkinson, solicitara en 1854 la primera patente del hormigón armado, este material, como ningún otro, se ha desarrollado hasta convertirse en el icono de la construcción del siglo XX, al amparo de unas excelentes propiedades mecánicas y químicas que lo hacían casi indestructible al paso del tiempo.



La realidad de los últimos 30 años nos demuestra que, al igual que otros muchos materiales de construcción, el hormigón sufre importantes procesos de degradación que hacen necesarias las labores de mantenimiento y reparación.