SERVICIOS

Preparación de Superficies

Sandblasting

La técnica del Sandblasting o chorro de arena, consiste en lanzar a gran velocidad y presión abrasivos contra un soporte. El uso de materiales abrasivos (con un tamaño de árido desde micras hasta algunos milímetros) combinado con grandes caudales de aire (con presiones entre 7 y 12 atm), permiten que dichos áridos erosionen los revestimientos por impacto de los mismos a gran velocidad sobre el soporte a tratar.

     En los últimos años se han desarrollado nuevos tipos de abrasivos que permiten una mayor eficiencia en función del soporte sobre el que se va a actuar. Así podemos utilizar granalla metálica, óxido de aluminio, bicarbonato de sodio, polvo de vidrio o cáscaras de algunos alimentos, en función del tipo de soporte y del elemento a eliminar.